La calidad del té para consumo propio depende en gran medida del lugar donde se adquiera, según Punto de Té

El consumo de té se ha visto incrementado en la actualidad por todos los beneficios que tiene para el organismo, además de ser una bebida completamente natural y saludable. En la antigüedad, este producto se tomaba en un proceso que iba mucho más allá que simplemente calmar la sed o disfrutar de su sabor, era todo un ritual de conexión con uno mismo mientras dejaba invadir todos sus sentidos por el aroma y el sabor de la infusión.

En la actualidad, el ritmo de vida no siempre permite tener las condiciones necesarias para llevar a cabo ese proceso, pero tampoco implica que haya que sacrificar la calidad del té por la comodidad o la rapidez al infusionarlo. En este sentido, el portal especializado en té, Punto de Té, ofrece las claves para saber cómo comprar té de la mayor calidad, y poder disfrutar de todas sus propiedades desde que se adquiere hasta que se consume.

¿Cómo saber si el té comprado por internet es de calidad?
El esfuerzo, el interés y la información son algunas de las claves que pueden hacer que el producto adquirido sea o no de calidad.

Dónde comprar el té
En primer lugar, es importante acudir a un sitio web especializado, con referencias y garantías de satisfacción. Son muchos los lugares donde se puede adquirir té de sabores en la actualidad, pero no todos ofrecen productos de calidad ni pueden garantizar las características de un buen té. Las ventajas de comprar té por internet son la comodidad y la rapidez para poder disfrutar del producto, entre otras muchas, como poder acceder a un catálogo más amplio de opciones, por lo que es una alternativa muy a tener en cuenta a la compra tradicional.

Qué tipo de té comprar
El té se presenta generalmente en dos formatos: a granel, y en bolsas individuales listas para el consumo. No cabe duda de que el segundo tipo es mucho más cómodo y rápido, lo que permite ganar un tiempo que habitualmente no sobra. Sin embargo, la calidad de las bolsas de té es bastante pobre, puesto que para estos productos se utilizan las hojas más secas y rotas, aquellas que no pueden utilizarse para la venta del producto a granel. Tampoco los aromas se mantienen en estas bolsas ni algunas de las propiedades del té, por eso siempre es mejor adquirir el producto a granel en un lugar especializado.

Detalles a tener en cuenta
Una vez que queda claro que el té de calidad se vende a granel, hay algunas cuestiones en las que fijarse para saber si su calidad es la adecuada. Por ejemplo, su apariencia debe ser uniforme en cuanto al tamaño y a la forma de las hojas. También es importante que no haya tallos ni ramas en la mezcla, y que el color sea brillante y sin grandes cambios en todo el producto. No hay que olvidar el aroma del té a granel, que debería ser fresca y duradera si el producto es de buena calidad, aunque cambia mucho dependiendo del tipo de té.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae