La falta de atención hacia las mascotas en la campaña navideña hace que aumenten las visitas al veterinario

Los riesgos para las mascotas aumentan en la época navideña principalmente por culpa de las tradiciones de las personas. Los excesos de los humanos se contagian a los canes y felinos que conviven en las casas, además de otros comportamientos que pueden conllevar la aparición de comportamientos indeseados o problemas adicionales.

Las bases de los problemas veterinarios en navidad parten de una dieta no equilibrada, con excesivos premios o alimentos humanos que no les sientan bien; ansiedad por los petardos y ruidos estridentes; y afecciones por la exposición demasiado prolongada a las bajas temperaturas de esta época.

En el primer caso, es habitual encontrar mascotas, especialmente perros, que sufren empachos, con vómitos y diarreas. En el segundo caso, la ansiedad hacia los petardos se da por igual en perros que en gatos, y puede llegar a producir taquicardia, miedo descontrolado o en los casos más extremos la muerte. Finalmente, la navidad es una época que se pasa principalmente en la calle, y que muchas personas quieren compartir con sus mascotas. Sin embargo, los perros de pelo muy corto apenas cuentan con protección ante el frío, por lo que pasar mucho tiempo a la intemperie puede hacer que se constipen o que incuben otras enfermedades más preocupantes.

Precauciones a tomar con las mascotas en navidad
Para evitar una visita al veterinario en navidad, es necesario tomar ciertas precauciones directamente relacionadas con los problemas más frecuentes.

En primer lugar, se recomienda mantener en las mascotas una alimentación adecuada, no añadir nunca en su comida parte de los platos preparados y elaborados para las personas, que por lo general contienen salsas, grasas y elementos que no son adecuados para ellos. Además, deberían limitarse los premios y las chucherías, y procurar no caer con ellos en los mismos excesos a la hora de comer.

Una de las maneras de evitar el terror hacia los petardos es conseguir que el animal esté dormido durante el ruido. Para ello, será necesario ejercitarlo más de lo habitual, para que se encuentre cansado y preste menos atención a la pirotecnia. También pueden utilizarse ciertas esencias naturales, como las flores de bach, que tienen un efecto relajante en los animales, aunque lo mejor es siempre el ejercicio.

En el caso de los perros, hay que procurar que no pasen un tiempo excesivo en la calle, sobre todo en casos de razas pequeñas y con poca protección en el pelaje. También se puede utilizar la ropa destinada a las mascotas, como jerséis y abrigos para mantener su cuerpo caliente por más tiempo.

Cómo actuar ante una emergencia veterinaria
Ante una emergencia veterinaria, lo más importante es la velocidad de reacción, porque el tiempo siempre juega en contra. Pedir cita rápidamente y poder hacer todas las gestiones online permite ganar minutos ante cualquier problema que pueda surgir, lo que implicará más posibilidades de que una mascota se recupere completamente.

Esto solo es posible a través de un sistema de gestión adecuado, como el software veterinario Vet Cloud, que tiene innumerables ventajas para los trabajadores de la clínica y también para los propietarios de las mascotas, como un acceso entre ellos mucho más rápido, personalizado y directo, además de la posibilidad de tener a mano la historia clínica de cada mascota en cualquier momento y lugar.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae